Inicio Columna Entresijos Entresijos: Sistema Anticorrupción en medio de conflictos palaciegos

Entresijos: Sistema Anticorrupción en medio de conflictos palaciegos

730
0
Compartir

MEXICALI.- Edgardo Silva y Francisco Fiorentini están enfrascados en un enfrentamiento que tiene atorado el nombramiento del Secretario Ejecutivo o técnico del Comité Coordinador del Sistema Estatal Anticorrupción.

Por un lado, Edgardo Silva, insiste en apoyar la candidatura de Jorge Sauceda, un Abogado que hace cosa de un año encabezaba la Dirección Jurídica del Poder Judicial del Estado, lo cual le impide ocupar el cargo.

Además, Sauceda es representante legal en un juicio civil del consejero anticorrupción.

Todo esto, no fue investigado por los miembros del Sistema Estatal Anticorrupción, reconoció el presidente del organismo, Jorge Topete.

Los defensores de Sauceda, critican al otro aspirante Luis Irineo Romero, porque detrás de él está el Sindicato Patronal, reconocido como Coparmex a quienes le endilgan que protegen la corrupción.

Sin embargo, en los dos casos miembros del Poder Ejecutivo han luchado por las respectivas candidaturas, cada uno por su lado y totalmente libres, sin la anuencia del gobernador Francisco Vega de Lamadrid.

El titular del Poder Ejecutivo está siendo rebasado por sus propios subalternos quienes mueven las pienzas para que gane Sauceda o Luis Irineo Romero.

Pero esta “grilla” que viene agregada con amenazas al reportero, está pagando un precio caro porque sigue atorado el Sistema Estatal Anticorrupción.

La ausencia del Gobernador del Estado está provocando el fracaso del Sistema que se encargará de combatir la corrupción, un proceso que había venido trabajando de manera fluida, pero se metieron intereses.

No hay que olvidar que Edgardo Silva, es cuñado del director de comunicación del Gobierno del Estado, Raúl Reynoso, a quien le endilgan la operación política para imponer al Abogado Sauceda, quien no cumple ni con la residencia.

Pero lo que realmente es digno de de resaltar, la falta de cuidado del propio Gobernador del Estado, quien ni siquiera se ha metido personalmente en el tema, pero sus subalternos parecen regar el tepache y entorpecer una noble institución.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí