Inicio Tijuana Red criminal la de seudoperiodistas en Baja California

Red criminal la de seudoperiodistas en Baja California

360
0
Compartir

TIJUANA (AFN).- Las indagaciones que realizan autoridades de México y Estados Unidos, tras la detención en días recientes de José Santiago “N”, propietario de portales falsos de noticias, ha puesto al descubierto una “red criminal” que operaba en ambos lados de la frontera, con la participación inclusive, de algunas otras personas que han trabajado durante años en los medios de la entidad.

Según las pruebas que la Procuraduría General de Justicia del Estado obtuvo tras esa captura, y el análisis de la información contenida en los teléfonos celulares que le fueron encontrados al detenido (ahora en prisión) se logró obtener, no solamente un listado de casi 100 nombres de empresarios y políticos de la región, así como de otras personas prominentes, sino también las identidades de quienes estaban ligados con este, y las campañas difamatorias ya elaboradas en contra de futuras víctimas, y otras que coincidieron con publicaciones de páginas de Facebook conocidas.

La presencia de autoridades estadounidenses en el tema, se debe al hecho de que se comprobó también, que estos individuos estaban operando en territorio estadounidense, ya que tomaron fotografías de casas y edificios relacionados con las personas extorsionadas, además de las que pretendían atacar.

Algunos de los portales que primero trascendieron son los de: noticias de México, operado por un individuo de nombre Alejandro “N”, aparente extrabajador de Televisa nacional, de donde fue corrido por acciones desleales; El Diplomático, y el Tijuanense, así como “búsquedas de Google” que manejaban José Santiago y Saúl Omar, este último dedicado en algún tiempo a ofrecer “conferencias” sobre lo que es hacer “buen periodismo”. También figura el nombre de Mariano Soto Cortez como “editor” de “Tijuana sin censura”, entre otros, donde aparecen algunas de las campañas que les fueron encontradas a este individuo, ahora detenido.

En el caso de Saúl Omar, se tienen pruebas de que elaboraba los videos difamatorios y con información falsa que circulaba en las redes, así como otras pruebas documentales que forman parte del expediente en el juicio que se celebra.

Según informes oficiales a los que ha tenido acceso AFN, también se detectó que dos de las páginas de Facebook que se manejan como “de las más populares” en la región, comparten un mismo editor, que los relaciona a quienes aparecen públicamente como los propietarios, publicando en cada una de éstas, según su “estilo”.

Estos delincuentes, según se ha dicho, tienen relación además con integrantes de uno de los cárteles del crimen organizado, que según testimonios no habían autorizado estas “actividades” que tenían como “blanco” a conocidos personajes, incluidos también algunos periodistas, que les resultaban incómodos para sus operaciones delincuenciales.

En los portales de mayor “golpeteo” aparecían informaciones falsas sobre mujeres, políticos, empresarios y otros, para tratar de obtener fáciles cantidades de dinero, que en algunos casos pretendían que fueran hasta de $100,000 dólares, cifras que los ofendidos aseguraban no tener.

En este caso entraban otros “comunicadores” en plan “conciliador” asegurando que les podían “resolver sus problemas” por cantidades menores, pero siempre con la condición de que se siguieran pagando mes tras mes, bajo la amenaza de arreciar en los ataques si había incumplimiento.

Para lograr su objetivo, compraban grandes cantidades de “likes” y explotaban el morbo de un creciente público que se divertía con las “historias” que se contaban, reenviando además sus “informaciones” a sus contactos, lo que les garantizaba también tener mayor difusión de sus ataques.

Con esto doblegaban a las víctimas que preferían convenir alguna cantidad y “llevarla bien” con los extorsionadores, según refirieron a las autoridades. Entre éstos destaca también el de nombre Ricardo, quien fue funcionario del gobierno del Estado y de la Aduana de Tijuana, el cual logró introducirse en círculos de periodistas de esta frontera, amparado en su imagen de ex funcionario.

Inclusive la primera dama del Estado Brenda Ruacho de Vega, esposa de su ex patrón, ha sido una de las víctimas de estas campañas negras en las que la han denigrado, sin ningún miramiento. Otra de las víctimas visibles fue Liliana Sevilla Rosas, ex funcionaria del gobierno municipal, quien fue objeto de videos con contenido altamente difamatorio, por lo que también pagó al extorsionador.

A raíz de la detención de José Santiago “N”, Liliana Sevilla publicó en sus redes, la carátula del “Registro de Atención Ciudadana” 0204-2016-00 900 91/RAC de la Procuraduría General de Justicia del Estado, mediante la que comprueba que presentó una denuncia en contra de Mariano Soto Cortez, editor de Tijuana sin censura, por “el delito de extorsión y lo que resulte”, sin que hasta el momento se haya tenido un avance en el caso.

Trascendió que las autoridades estadounidenses investigan antecedentes de casi una docena de individuos presumiblemente relacionados.

Nota relacionada

http://www.afntijuana.info/informacion_general/90838_detienen_a_periodista_por_extorsion

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí