Entresijos: Jaime Bonilla da patadas de ahogado, Marina del Pilar toma control

1858
0

Tijuana Monserrat Caballero y Mexicali, Norma Bustamante

Marina del Pilar Ávila, ya tiene defino el plan, pero Jaime Bonilla está en terapia intensiva, ya no gobernará

Alcalde Marina del Pilar Ávila

MEXICALI.- El agonizante gobierno de 2 años de Jaime Bonilla, asoma los estertores de un mandato que fue controvertido, señalado y comparado al antecesor «Kiko» Vega (2013-2019). No hay comparación, el tijuanense tuvo la oportunidad de convertirse en un mandatario de transición, así lo prefirió el 2019. Hoy vive ese cambio de poder, cuando lo empiezan a dejar solo, y que se da cuenta que inicia la pérdida del poder, de todo, de la última palabra.

Diputada Monserrat Caballero.

Agoniza el gobierno de Jaime Bonilla, pero da coletazos. Intenta posicionar candidatos en las diputaciones federales, locales, munícipes y heredar acuerdos. No parece darse cuenta que una joven de 35 años gobernará, si todo transcurre con normalidad.

La futuro candidata y casi gobernadora, Marina del Pilar Ávila, tiene en la mirada a Jorge Hank, mueve sus piezas. En Tijuana le gustaría apostar por una figura como la diputada Monserrat Caballero, quien ha sabido manejar el Congreso del Estado, como coordinadora de la bancada y ha ganado elección, no tiene ninguna denuncia, tiene trabajo territorial, es fundadora, fotografía bien y tiene una historia qué contar.

En cambio, la candidata de Jaime Bonilla, la secretaria de la Honestidad y Función Pública, Vicenta Espinoza, no ha ganado ninguna elección. Ni para regidora, y terminó con broncas en el Barzón-Tijuana. Como secretaria del gobierno de 2 años, nulos resultados y el tema del agua hace que muchos no la quieran, sobre todo empresarios.

Norma Bustamante, director del Instituto Municipal de Arte y Cultura de Mexicali.

En Mexicali, la suerte parece estar echada a favor de la profesora Norma Bustamante.

Las diputaciones federales y locales, Marina del Pilar Ávila, no se dejará. Bonilla intentará dar los últimos zarpazos, pero mal herido, pero son patadas de ahogado.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí