Bonilla conspira para venderle agua de México a Estados Unidos, denuncia Veloz

1330
0
Compartir
Jaime Bonilla, candidato único de la Coalición Juntos Haremos Historia.

Denuncian supuesta ilegalidad de candidatura de Jaime Bonilla, candidato a Gobernador de Morena

CIUDAD DE MÉXICO.-Jaime Martínez Veloz, candidato a Gobernador de Baja California por el PRD denunció que existe una conspiración de Jaime Bonilla, candidato de Morena, que inició desde el 2004 para construir en Playas de Rosarito una desalinizadora que beneficiará al mercado norteamericano.

En rueda de prensa en la sede nacional del PRD, el aspirante a Gobernador presentó documentos que supuestamente prueban que Jaime Bonilla, se comprometió desde el 2004 como directivo de Agua de Otay, en Estados Unidos, a impulsar la construcción de la desalinizadora en Rosarito para abastecer de agua al mercado norteamericano.

Los documentos explican que Jaime Bonilla, ganó la elección para presidir la distribuidora de agua de Otay en el 2004, como candidato republicano que prometía construir esa planta en Playas de Rosarito.

«Jaime Bonilla volvió a estar al frente de agua de Otay en el 2008 y en el 2012, cuando buscó el cargo de diputado federal por el PT, para desde San Lázaro impulsar la idea de que los problemas de agua de Baja California tendrían que solucionarse con una desalinizadora en Rosarito», explicó.

Posteriormente, con esos argumentos, y en conspiración con el gobernador de Baja California, «Kiko» Vega, consiguió que el congreso estatal aprobara la construcción de esa planta, entre otros proyectos, por $84,000 millones de pesos, con base en un modelo de asociación pública-privada.

Ese acuerdo endeuda a los bajacalifornianos a pagar 166 millones de pesos mensuales durante 37 años, lo que imposibilitaría financieramente al estado para proporcionar servicios prioritarios como la salud y la educación. Un programa público-privado en el que la deuda es pública y las ganancias son privadas.

“Quiero decirles que a la empresa que se le asigna esa plata, una empresa que presume de tener una larga trayectoria en ese tipo de proyectos, lo que hace en cuanto le es asignado la desalinizadora es vender inmediatamente el 75 por ciento de las acciones: el 50 por ciento a una empresa francesa y el otro 25 por ciento a la empresa BlackRock, que es la empresa vinculada con la construcción del aeropuerto de Texcoco”, declaró Martínez Veloz.

“La deuda de este plan de Jaime Bonilla sería de $100,000 millones de dólares, una deuda superior a la de Moreira en Coahuila y a la de Duarte en Veracruz”, dijo Martínez Veloz.

“Se trata de una conspiración o, para usar términos del presidente López Obrador, se trata de un complot, que se idea en Estados Unidos, se empieza a operar, se hacen todas las relaciones y acuerdos necesarios, y después esa misma persona se viene de este lado (a México) aprovechando el sistema, genera condiciones y se posiciona para obtener, cobijado por MORENA, la candidatura del estado”, agregó.

Martínez Veloz también denunció la campaña ofensiva sin precedentes de MORENA en Baja California, que de acuerdo con cálculos ha gastado más de 100 millones de pesos en campaña, cuando el límite es de 23 millones de pesos.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí