Inicio México Los rectores están en su derecho a protestar: AMLO; se distribuyó la...

Los rectores están en su derecho a protestar: AMLO; se distribuyó la inversión en educación, dice

111
0
Compartir

El Presidente habló esta mañana sobre la queja de los rectores por la reducción en el presupuesto; sobre el aumento al salario mínimo; sobre la inseguridad, y las reuniones que realiza por la mañana; sobre los tenedores de bonos del NAIM.

Por Shaila Rosagel

Ciudad de México, 18 de diciembre (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo hoy que los rectores de las universidades públicas están en todo su derecho de manifestarse por el recorte en el Presupuesto 2019, pero agregó que el rubro en educación creció y quedó distribuido. Dijo que, como sea, buscará el diálogo con ellos.

“Puedo decirles que es de los ramos que más presupuesto público va a manejar. El tema de educación implica una inversión, que no gasto, de alrededor de 500 mil millones de pesos,, y creció el presupuesto educativo”, dijo.

“Hay esta inconformidad porque hubo una reasignación del presupuesto y se aplicó el plan de austeridad en todo el Gobierno”, detalló y señaló que hay disminución del pago de sueldos de los altos funcionarios públicos del sistema educativo y en otros gastos de operación. Sin embargo, anunció que se hablará con los rectores para explicarles, para informarles y escucharlos.

Ante la insistencia del tema del recorte al presupuesto de universidades, el Presidente se comprometió a que el Secretario de Educación, Esteban Moctezuma, informará a detalle del presupuesto en el ramo. López Obrador destacó que “nada más en becas para nivel medio superior, hay universidades que tienen nivel medio superior, y becas para universitarios pobres son casi 30 mil millones de pesos que no se ejercieron el año pasado”.

Dijo que esto va a beneficiar a más de cuatro millones, casi a cinco millones, de estudiantes. “¿Si eso no es apoyo a la educación, pues qué es?”, cuestionó. Sin embargo, recalcó: “de todas maneras no vamos a confrontarnos con las universidades, eso no lo vamos a hacer. Pero sí que se informe”.

Ayer, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) expresó su preocupación y desacuerdo con el Proyecto de Presupuesto de Egresos para 2019. Se quejó de una reducción del seis por ciento respecto al año anterior. A través de un comunicado, dijo que la propuesta de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) pone en riesgo el adecuado cumplimiento de sus tareas sustantivas de docencia, investigación y difusión de la cultura. “La sorpresiva e inusitada propuesta de reducir el presupuesto de la UNAM en más de seis por ciento no corresponde a la trascendente e importante labor de la institución de enseñanza superior más grande de América Latina, ni al esfuerzo cotidiano que realiza para atender a una comunidad de más de 350 mil alumnos”, expuso.

La UNAM pidió a los diputados para que analicen y hagan las modificaciones necesarias al proyecto de presupuesto elaborado por las autoridades hacendarias. “Con el deseo de la población de contar cada vez con una educación de mejor calidad, así como con el compromiso que el presidente de la República contrajo con los rectores de las universidades públicas mexicanas de mantener al menos, para 2019, el mismo presupuesto del presente año, más el porcentaje de la inflación”.

SOBRE SALARIO MÍNIMO: El Presidente habló también sobre la nueva etapa de la política salarial presentada ayer y dijo que se cumplió el compromiso de mejorar el salario mínimo en todo el país y aumentarlo al doble en la frontera. “Les digo que fue un día importante ayer, porque ya llevaba años que no aumentaba el salario mínimo en la proporción que se anunció ayer, 16 por ciento”, destacó.

Dijo que en el período neoliberal la política salarial “significó en algunos años el aumentar el salario mínimo por abajo de la inflación, por eso la pérdida del poder adquisitivo, el Banco de México calcula el 60 por ciento. Indicó que el aumento anunciado ayer al salario es el inicio del proceso de recuperación del poder adquisitivo. “Va llevar un tiempo pero sí vamos a ir avanzando”, dijo y recordó que la misma política la aplicó en el entonces Distrito Federal, cuando se propuso aumentar el salario dos puntos cada año, más la inflación y que así en cinco años se pudo recuperar su poder adquisitivo.

SOBRE SEGURIDAD: El Presidente dijo que en materia de seguridad llevan tres ventajas fundamentales: coordinación, que él atiende personalmente el tema diario y que pronto se creará la Guardia Nacional. “Ahora hay coordinación, esa es una ventaja. Eso nos tiene que dar resultados”. Detalló que otra ventaja que tiene su Gobierno es que él está atendiendo el problema de inseguridad todos los días con su Gabinete. “Esto nos va a permitir darle seguimiento al problema y atender lo que se requiere”, indicó.

Como una tercera ventaja, dijo, es que ya está por integrarse la Guardia Nacional. Destacó también como otras ventajas que no se permitirá la corrupción, no se permitirá que haya guerra. “No permitir que haya guerra, no declarar la guerra, no dar instrucciones para que haya masacres. Todo eso nos va a ayudar”, precisó. Sin embargo, indicó, lo principal para combatir la inseguridad es el plan de desarrollo.

“Yo tengo un sueño que se convierta en realidad, quiero que los mexicanos tengan trabajo, que no tengan que salir de sus pueblos, que tengan ingresos justos, y que empiece a escasear la fuerza de trabajo y que ya nadie quiera irse a trabajar a Estados Unidos. Y que entonces los convenios con Estados Unidos sean para que vayan los mexicanos a trabajar, que en vez de cerrar la puesta se abra la puerta”, dijo.

SOBRE EL NAIM: El Presidente recalcó que se están cumpliendo los compromiso del proyecto del NAIM, sin embargo señaló que no entraría en detalles porque hay una negociación en curso y así se lo han solicitado los servidores públicos de Hacienda. “Estamos cumpliendo el compromiso de responder a los accionistas y a los que recibieron contratos para construir el aeropuerto en el lago de Texcoco, estamos cumpliendo con ese compromiso. No estamos despojando a nadie”, destacó.

Dijo también a los mexicanos que se va a resolver el problema de la saturación del actual aeropuerto de mejor forma. “Vamos a ser más eficaces, porque vamos a tener en tres años, a más tardar, la solución. Vamos a contar en tres años con cinco pistas, con dos aeropuertos, y nos vamos a ahorrar cien mil millones de pesos”, indicó. “Todo lo que se va a hacer va a tener como distintivo la calidad, no va a haber riesgos de hundimientos, se va a hacer una obra de calidad”, agregó sin dar más detalles.

SOBRE CONSULTAS: El Presidente también dijo esta mañana sobre las consultas públicas, y aseguró que ningún proyecto de su Gobierno se llevará a cabo en contra de la voluntad de las comunidades.  “Yo hablo permanentemente con la gente. Voy ahora el fin de semana a Oaxaca, y voy a estar precisamente en el Istmo y voy a eso a hablar con la gente”, anunció. Aseveró también que los funcionarios que están trabajando en estos proyectos “tienen la indicación de hablar con la gente y no se va a hacer absolutamente nada sin la voluntad de los pueblos. Vamos a ser muy respetuosos del sentir de las comunidades”.

“No soy fifí, vengo de abajo. Ahora me tengo que vestir así por la investidura. Sé lo que es trabajar con los pueblos y respetar la democracia comunitaria”, añadió.

Ante el cuestionamiento de si se está considerando continuar con el proyecto del NAIM en Texcoco, el Presidente sólo respondió: “Se va a resolver el problema sobre le aeropuerto”. Sin embargo, sí dijo que ya hay presupuesto para comenzar la construcción en Texcoco y recalcó que en tres años se dará respuesta al problema de saturación del aeropuerto. Luego dijo: “Tres pistas en Santa Lucía, eso sí les adelanto, más dos del aeropuerto actual, cinco pistas”. Y anunció que en el presupuesto se están destinando 3 mil millones de pesos para rehabilitar el actual aeropuerto.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí