Inicio Política Absuelven a Elba Esther; el 20 de agosto “vuelve a clase”

Absuelven a Elba Esther; el 20 de agosto “vuelve a clase”

497
0
Compartir

CIUDAD DE MÉXICO  (AFN).- Las acusaciones judiciales que mantenían presa a la ex lideresa sindical Elba Esther Gordillo fueron desechadas, esto luego de que el magistrado federal Miguel Ángel Aguilar Lopez decretara anoche, en punto de las 23:30 horas, la libertad de la maestra por falta de elementos en el juicio por delincuencia organizada y lavado de mil 978 millones de pesos.

Después de cinco años con cinco meses y once días, finalmente la ex dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la a Educación ya no tiene ninguna restricción para circular con libertad o hacer vida pública.

Su abogado, Marco Antonio del Toro Carazo, informó que será el próximo 20 de agosto fecha en que inicia el ciclo escolar 2018-2019, cuando la ex lideresa del SNTE, reaparezca en los medios para pronunciarse por los cinco años, cinco meses y siete días en la cárcel y prisión domiciliaria.

Puedes leer en La Silla Rota: ¿De qué se le acusa a Elba Esther Gordillo?

Dicho fallo tiene como consecuencia el desechamiento del último proceso contra la maestra, el único que contenía un delito que le impedía la libertad provisional, en este caso la delincuencia organizada. Antes fue absuelta de tres casos de defraudación fiscal.

Gordillo fue detenida el 26 de febrero de 2013 en el Aeropuerto de Toluca, cuando regresaba de San Diego, California.

La maestra pasó una temporada en la clínica del Penal Femenil de Tepepan. Más tarde deambuló por varios hospitales hasta conseguir la prisión domiciliaria en su departamento de Polanco.

Puedes leer en La Silla Rota: Al obtener su prisión domiciliaria, así se le vio a Gordillo llegar a su departamento de Polanco

Se prevé que en las próximas horas le sea retirada la guardia permanente de dos agentes federales que tuvo desde que le fue decretada la presión domiciliaria

Gordillo pasó los últimos meses en su penthouse de la calle Galileo 7 en Polanco, un departamento de lujo que siempre fue escenario de encuentros políticos y lo cual se reanudó desde que ella dejó la cárcel. La única diferencia era que sus visitantes entraban por un elevador de servicio que daba a una puerta secundaria del penthouse donde estaba ubicada la guardia.

Reportes de personas que la han visitado estos meses indican que ella se ve delgada, muy recuperada de sus dolencias hepáticas que la obligaron a vivir su reclusión en un hospital penitenciario en la zona de Tepepan al sur de la Ciudad de México. También cumple ahora con una dieta rigurosa.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí